10 de set. 2009

Les tres pes: 'putes, policies i periodistes'

Copio i enganxo directament del bloc La mesa de luz, de José Pujol:

'Hablando hoy con Edu [Bayer] sobre las fotos me comentaba que estuvo “varios días para sacar las fotos y la consigna era intentar encontrar alguna imagen que hablara del sexo en la calle” pero añade que “en ningún momento pensé que saldría algo tan explicito y que le darían tanta cancha”. Edu me comentaba que lo triste del asunto es que las redadas y la presencia policial en el centro perjudica y no soluciona la triste vida de las prostitutas. Las chicas que salen en las imágenes son Nigerianas sin papeles que son traídas a España por las redes de traficantes” dice Bayer. En mi opinión esa es la verdadera historia que debe contarse'.

La negreta és meva. I per qui vulgui ampliar el tema, insisteixo, un llibre imprescindible: El año que trafiqué con mujeres d'Antonio Salas.

2 comentaris:

yoyelmundo ha dit...

Lo leí hace tiempo, pero he de reconocer que lamnetablemente creo que en parte me enganchó por el morbo.

Me explico, no sea que se me considere un monstruo: Sobre la situación de las prostitutas inmigrantes que vienen a España forzadas, en realidad ya lo sabemos todo. El libro aportaba detalles, que daban fe de una laber de investigación, pero que también eran -en mi opinión- superfluos, porque el 85% de su contenido ya lo habíamos leído alguna vez.

Periódicamente aparecen en los suplementos de los periódicos con más solera de nuestro país reportajes sobre este tema. Es al menos, la conciencia que yo tengo. Quizás porque desde pequeña siempre iba directa a la sección de sucesos (así he salido).

Amenazas de muerte a familiares, vudú, secuestro, violaciones y palizas. Todo eso ya lo sabía antes de leer el libro, y también lo sabía todo el mundo antes de que publicarán ese reportaje en El País. Y no digo que esté mal que lo recuerden, al contrario. Es sólo que a estas alturas ya se está apoderando un poco de mí esa sensación de cansancio y eterno "déja vu", de que los políticos no hacen nada cómo deberían hacerlo.
Porque saben todo eso y van y detienen a 13 nigerianas. Pues qué bien. Ya sabe todo el mundo que tendrán que soltarlas porque no tienen papeles y por lo tanto no son repatriables. No existen, salvo en los soportales de la rambla. A efectos administrativos su materia es igual a cero.

Aunque de ese modo ellos tienen la foto, una mujer negra entrando en un furgón blindado. "Estamos limpiando las calles y restaurando el orden". Eso es lo que les venden a los pobrecicos que les van a volver a votar.

Jordi Benavente ha dit...

Y sin embargo, hay que seguir insistiendo. No me importa la mutabilidad y lo efímero de la agenda setting, si los debates que pone en el candelero atañen a temas que necesitan una solución. Y el de las mafias que trafican con personas (y que tan bien describía, con detalles pero también con buena literatura, Salas) son uno de esos temas pendientes.